Cuánto (con tilde)
Escribimos esta palabra con tilde, cuando su función es interrogativa (incluso en preguntas indirectas), exclamativa o cuando representa una cantidad. (Puede cambiar de género y número).

Adjetivo interrogativo: cuando acompaña al sustantivo

Ejemplo:
¿Cuántos hermanos tienes?


Pronombre interrogativo, cuando no hay sustantivo.

Ejemplo:
Me gustaría saber cuántos más debemos atender. (pregunta indirecta)

En oraciones exclamativas como adjetivo al acompañar a un sustantivo.

Ejemplo:
¡Cuántos problemas causas!
Como pronombre al ir solo sin el sustantivo.
¡Mira mis canas! !mira cuántas te costaron tus estudios!

También tenemos la forma cuánto que funciona como adverbio interrogativo y se refiere a cantidad y no tiene variación de género y número.

Adverbio interrogativo.

Ejemplos:
¿Cuánto pesará un balón de fútbol?
¿Cuánto tardará la cirugía?

Adverbio exclamativo.

Ejemplo:
¡Cuánto me alegra tu visita!
¡Cuánto quisiera verte!

Se puede ubicar antes de comparativos y de adjetivos ya sea con valor interrogativo o exclamativo, y se emplea su apócope (cuán).

Adjetivo interrogativo antes de un adjetivo.

Ejemplo:
¿Cuán veloz es tu coche?
¿ Cuán rápidamente llegarás a la meta?

Nota: las oraciones interrogativas con cuán son poco frecuentes y en lugar de cuán
podemos usar qué tan.
¿Qué tan rápido corre el auto?
¿Qué tan veloz es tu auto?

Adverbio exclamativo.


Ejemplo:
¡Cuán hostiles son los cerditos!
¡Cuán lejos lanza ese atleta!

Cuanto sin tilde.
Utilizamos cuanto sin tilde (átono) cuando cumple con funciones de adjetivo, pronombre o adverbio de cantidad. Al igual que cuánto, cuanto también puede cambiar de género y número en algunos casos. .

Como adjetivo relativo:
Delante de sustantivo tiene la función de adjetivo relativo y es equivalente a la expresión todo lo que.

Ejemplo:
Para hacer el pago de la inscripción debí gastar cuanto dinero tenía en la cuenta.

Con sustantivos contables puede usarse para sustituir la expresión todas/os las/os que.

Ejemplo:
Creo que es contraproducente que tengamos que recorrer cuanta tienda hay para encontrar la ropa más económica.

Utilizamos el adjetivo cuanto para formar estructuras preposicionales comparativas acerca de dos cosas que se desarrollan paralelamente, lo ponemos delante de los adjetivos más y menos.

Ejemplo:
Cuantas más cervezas bebe, más aumenta su inestabilidad.

Nota: En este caso debe concordar en género y número con el sustantivo que se encuentra después de la palabra más.

Ponemos el adjetivo cuantos frente al indefinido plural unos/as, para formar una expresión de cantidad indefinida.

Ejemplo:
Debo pasar unos cuantos días de reposo.
Nota: unos cuantos puede ser equivalente a algunos, pocos, muchos.

Usamos el adjetivo cuanto como segundo término comparativo en una construcción que expresa igualdad con la palabra tanto.

Ejemplo:
Debo tomar tantas pastillas cuantos días de reposo me den.

Como pronombre relativo.
Fue un político votado por cuantos, pero rápidamente perdió su popularidad.
Es común que tenga el antecedente.

Ejemplo:
Hace todo cuanto quiere.
No es necesario que todos cuantos/los que te conocen vengan a la reunión.

Delante de los adjetivos más y menos, el pronombre relativo cuanto se usa para establecer comparaciones proporcionales.

Ejemplo:
Cuantos menos invites a la fiesta más posibilidades habrá de ahorrar.

Ponemos el pronombre relativo cuanto en plural detrás de unos, alguno, otros. El resultado es una estructura pronominal que indica una cantidad pequeña. (pocos)

Ejemplo:
Me llegan muchos correos y solo respondo unos cuantos, por eso necesito un empleado para que lo haga por mí.

Cuanto como adverbio relativo.

En este caso no tiene variación de género o número, actúa como un adverbio de cantidad similar a la expresión todo lo que.

Ejemplo:
Trabajo cuanto necesito.

Este adverbio relativo también se pone delante de adverbios como mejor, peor para formar estructuras comparativas proporcionales.

Ejemplo:
Cuanto menos sepas es mejor.
Cuanto más se enfurece, menos capacidad de razonar tiene.
Cuanto antes mejor. (Cuanto antes hagas las tareas, mejor para ti).

Cuando cuanto se pone delante de adjetivos y adverbios no comparativos, toma la forma cuan, se puede sustituir por la palabra como

Ejemplo:
Él vino cuan velozmente pudo.

Aclaratoria.